En Videolab te enseñamos las nuevas pizarras del S.XXI
5 (1)

Pizarra interactiva videolab shop

Si nos piden que imaginemos un aula es inevitable visualizar una pizarra y al maestro escribiendo múltiples formulas, diferentes palabras, algún esquema o diagrama, con una inconfundible tiza blanca, incluso con tizas de colores en aquellas escuelas más atrevidas. Recuerdos de infancia y adolescencia cubiertos del fino polvo del yeso al sacudir el borrador. Y si no había borrador siempre existía el recurso de la manga de la camisa o el jersey.

Pero en la realidad las cosas están cambiando con la irrupción de un nuevo elemento en las aulas de todas las edades: la pantalla interactiva.

Y no es la primera vez. Hasta ahora las pizarras y la tiza habían resistido el primer asalto provocado por las pizarras digitales: ordenadores conectados a un proyector de vídeo que mostraba la señal en una superficie lisa, a veces táctil. Pero eran sistemas voluminosos, lentos, necesitaban la instalación de pesados soportes para los proyectores, y las condiciones de luz necesarias para su uso obligaban a dar clase a oscuras. Con ello, las pizarras tradicionales se mantenían como un elemento económico, ligero y de fácil instalación, aunque no tan espectacular, sí que era eficaz.

Hasta que llegaron las pantallas interactivas. Digna evolución de las pizarras digitales, que en su interior escondía el potencial de lo mejor de cada mundo. Su ligereza y reducido tamaño, como un TV de pantalla plana, permite una fácil instalación e integración en el ambiente del aula. Incluso se pueden colocar sobre ligeros soportes de aluminio con ruedas añadiendo movilidad y versatilidad en el uso diario.

En su interior alberga un ordenador de gran potencia gracias a los procesadores actuales, equipado con sistemas operativos Windows o Android y conectividad tanto por cable como por WIFI y Bluetooth, dándole plena compatibilidad con programas y aplicaciones utilizadas por los docentes desde su propio ordenador. La pantalla táctil de alta calidad y resistencia, con resoluciones de FullHD hasta 4K, permite una perfecta visualización desde cualquier punto del aula sin importar el nivel de iluminación.

Además de las aplicaciones y de la posibilidad de combinar elementos textuales con imágenes en movimiento, los lápices táctiles resultan una nueva herramienta a modo de tiza electrónica para reforzar la simbiosis del usuario con la pantalla. También se pueden utilizar las manos, ya que los nuevos avances en tecnología táctil multipunto permiten una respuesta cada vez más precisa y sensible.

Y no todo queda en las aulas, las prestaciones de las pantallas interactivas han superado límites para hacerse un lugar en otros ámbitos como son las reuniones de empresa, el diseño gráfico o incluso el comercio pequeño. Ya podemos ver en diferentes comercios y grandes superficies pantallas táctiles que nos ayudan a resolver dudas sobre tallas, modelos o características.

En Videolab shop puedes encontrar nuestra sección de monitores y pantallas, entre ellos contamos con Monitores interactivos para aulas con definición desde FullHD a 4K. Infórmate a material@videolab.es y consúltanos personalmente para un mejor asesoramiento.

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Votos: 1 Media: 5]